martes, 4 de abril de 2017

HABLANDO DE LA POESÍA DE FRANSILES GALLARDO: UN CONSTRUCTOR DE VERSOS. Por ERNESTO KAHAN

La imagen puede contener: 1 persona

Fransiles Gallardo como buen ingeniero es un constructor de versos. Y ¡Qué versos!. Bullen incesantes y persistentes en la lectura.
Presenta en este libro, una poesía fuerte, bella y seductora, que por su singular estilo, enriquece a la nueva poesía.
Sus versos mantienen un halo de placer poético y la resaca con sabor de "Gato Montés" golpeado; pero con la pluma en ristre y el escudo listos para continuar la brega.
Este poemario es para leer despacio y releer con calma, deleitándose con cada verso; buscando su conexión especial, casi natural con el siguiente, como cuando dice (…) plácidamente / retratado en tus ojos (…).
La poesía de Fransiles Gallardo es sugestiva y profunda, llegando al interior del lector, si se sumerge en ella, con ansiosa curiosidad e identificación.
La poesía persigue al lector, como si fuera su propia sombra:
(…) es la presencia suya dentro de la tuya
tu contorno errante
te sigue te persigue
te rapta en la vigilia (…)
Este “Gato Montés” nos ha Estremecido; con una poesía que seduce a los más exigentes lectores y amantes de la buena literatura y a los que intentan encontrarse dentro de los provocantes secretos de los poemas de este admirable poeta.
La poesía de Fransiles Gallardo tiene la madurez y la versatilidad suficientes, para ser conocida y estudiada por los investigadores de la palabra escrita hispanoamericana; que verán en sus versos, hitos importantes para su re descubrimiento literario.
Ernesto Kahan
Premio Nobel de la Paz 1985
Vicepresidente de la Academia Mundial de Arte y Cultura - afiliada a UNESCO

No hay comentarios:

Publicar un comentario